Discurso de toma de posesión

Buenos días a todos,

Tengo el inmenso honor de dirigiros estas primeras palabras como Alcalde de mi pueblo, como primer edil de Valdemorillo.

Tenéis que saber que, en este momento, no me cambiaría por ninguna otra persona en este mundo.

SALUDOS Y AGRADECIMIENTOS

Muchas gracias a todos por vuestra asistencia, queridos vecinos y amigos.

Muchas gracias también a la nueva Corporación municipal, particularmente al grupo de concejales de Ciudadanos, por su apoyo, así como por su lealtad, gran capacidad de trabajo y voluntad de entendimiento durante el proceso de negociación.

Estoy convencido, a pesar de arrancar la legislatura en minoría, de que vamos a formar un gran equipo de Gobierno, con capacidad de entendimiento para atraernos nuevas adhesiones, en beneficio de todos los vecinos de Valdemorillo. Ése es nuestro reto y nuestro gran objetivo para los próximos cuatro años. 

Por supuesto, quiero y debo referirme a los miembros de mi primera lista como candidato a la alcaldía de Valdemorillo, a todos y cada uno de ellos, un grupo extraordinario de mujeres y hombres comprometidos con su pueblo, por su confianza, por su trabajo y por la ilusión con la que asumieron este reto, nuevo para muchos de ellos. Muchísimas gracias por haberme llevado en volandas hasta este atril. Siempre lo tendré presente.

Asimismo, debo dar las gracias al pueblo de Valdemorillo por la confianza que depositaron en nosotros el pasado 26 de mayo, al otorgar a la lista del Partido Popular que yo encabezaba la condición de más votada, con cuatro concejales. Estoy seguro de que vamos a estar a la altura de las circunstancias y no vamos a defraudar a nadie, incluso a los que eligieron libremente otras opciones políticas.

Finalmente, en lo que se refiere al capítulo de agradecimientos, quiero hacer partícipes de este momento a mi familia, sin cuyo aliento y apoyo no hubiera llegado hasta aquí. Muchas gracias por estar ahí siempre, muchas gracias por tantas cosas. Me siento muy afortunado de ser parte de vosotros.

QUÉ SUPONE SER ALCALDE DE MI PUEBLO

Queridos vecinos y amigos, y miembros de la nueva Corporación municipal. Como he dicho anteriormente, en este momento no me cambiaría por ninguna otra persona, porque siento un gran orgullo y para mí supone un tremendo honor asumir al cargo de Alcalde de mi pueblo. Creo que nunca experimentaré una sensación igual, suceda lo que tenga que suceder en el futuro.

Y también tengo que decirlo, ser Alcalde de mi pueblo colma todas mis aspiraciones políticas. El ponerme al servicio de todos los vecinos de Valdemorillo, intentar servirles para que mejore su bienestar y poner oído a sus aspiraciones, supone para mí un desafío para lo que voy a dar todo lo mejor de mí, lo que pueda y sepa, en pro de ese objetivo.En el plano profesional, ser Alcalde de mi pueblo es, sin duda alguna, lo más relevante que me ha sucedido nunca, y por tanto, también puedo decirlo, es uno de los días más felices de mi vida.Asimismo, estoy en condiciones de afirmar, y afirmo, que el que será mi equipo de Gobierno está en la misma línea y asumimos esta responsabilidad, por primera vez para la casi totalidad de nosotros, con la firme intención de demostrar a los vecinos que otra forma de hacer política y de gobernar es posible. Y de que con voluntad de trabajo y entendimiento, en esta época en la que estamos obligados a dialogar sí o sí con el adversario político, se pueden conseguir muchas cosas en beneficio de todos. Porque soy de los que piensan que entre la gente de bien, siempre es mucho más lo que nos une de lo que nos separa.

En mi caso, la decisión de dar un paso al frente para vivir mi primera experiencia política no fue inducida por nadie, sino que ha respondido a un proceso de maduración personal con el objetivo de intentar ofrecer lo mejor de mí mismo en beneficio de todos los vecinos de Valdemorillo.Llego aquí sin mochilas, sin prejuicios y sin enfrentamientos personales con nadie. Dejó escrito el historiador inglés Arnold Toynbee que el “El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan”. En ese contexto, la estrella que me guía, el camino por el que avanzo, responde a mi ilusión por contribuir a procurar un mañana mejor para todos nosotros, un futuro mejor para nuestros hijos en Valdemorillo. Quiero liderar un proyecto que involucre a todos los que sentimos Valdemorillo, sin exclusiones, porque solamente de esa manera, arrimando todos el hombro, podremos impulsar a nuestro pueblo para que sea un municipio más próspero y convertirlo en el municipio de referencia de la sierra oeste de Madrid. Para ello, debemos ser capaces de superar eso que siempre nos ha lastrado, la división, la incapacidad de ponerse en el lugar del otro y acordar en beneficio de todos, motivo por el que hemos perdido muchas oportunidades de desarrollo.

Lo dije en la pasada campaña electoral y ahora lo reitero: Valdemorillo necesita ilusionarse con la posibilidad de un futuro mejor, porque observamos con preocupación como nuestro pueblo languidece… Necesitamos dejar atrás la resignación de quien piensa que nada puede cambiar, de ver como pasa el tren una y otra vez por delante de nuestra puerta y nunca lo cogemos… Debemos dejar de observar con envidia casos de municipios limítrofes que sí han aprovechado sus oportunidades y transitan en el vagón de primera clase del progreso…En Valdemorillo necesitamos avanzar, porque acumulamos varios lustros de atraso y parálisis, plantear soluciones creíbles a los problemas reales…Que lleguen empresas, que se habrán nuevos comercios, recuperar la vida en la calle…Oferta de ocio para jóvenes y mayores, para que no llegue el sábado y el domingo por la tarde y las calles de nuestro pueblo estén desiertas…

Queridos vecinos y amigos, y miembros de la nueva Corporación municipal, Soy consciente de que la tarea no es fácil, de que el camino puede estar lleno de piedras, pero me sobra la ilusión, la determinación y el coraje para afrontarlo. A los miembros de la nueva Corporación municipal, a todos, sin distinción de colores ni ideas, les extiendo mi mano con la firme voluntad de diálogo y acuerdo en los grandes asuntos locales que a todos nos preocupan. Nuestra condición de representantes políticos de nuestro pueblo en el Ayuntamiento, un gran honor para todos nosotros, creo que nos obliga a ser generosos en el desempeño de esa tarea. Por mi parte no va a quedar, desde luego.

JUSTIFICACIÓN Y CONTENIDO DEL PACTO

       Llegados a este punto, me van a permitir que les explique de forma sucinta cómo se ha fraguado el acuerdo de Gobierno en el Ayuntamiento de Valdemorillo.

Forma parte del legado de Marx, pero no el referente ideológico de la izquierda más contumaz, Carlos Marx, sino Groucho, el genial Groucho Marx, una idea en la que afirmaba que “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”.

Por ello, tuve claro desde la misma noche electoral lo que el resultado de las urnas había dictaminado con claridad en Valdemorillo: los vecinos han votado mayoritariamente al centro derecha y quieren un gobierno de esa naturaleza para nuestro pueblo. Además, y esto lo dijo por convicción personal, también entendí que la mejor solución para Valdemorillo en esta ocasión pasaba por un acuerdo de los partidos con implantación nacional: Partido Popular, Ciudadanos y Vox.

Para lograr ese acuerdo, como candidato de la lista más votada, tomé la iniciativa desde el primer momento y entablamos las primeras conversaciones con los representantes de ambos partidos, para sondear puntos de vista y trabajar en la configuración de un acuerdo tripartito. Ése fue mi objetivo desde el primer momento y lo he mantenido hasta el final.Hemos trabajado con lealtad y mantenido un importante número de reuniones para llegar hasta el último detalle, analizando punto por punto el programa de cada uno de los partidos políticos, así como la configuración del futuro gobierno local. Y tengo que decir que estábamos muy cerca los tres de haber conseguido rubricar un acuerdo satisfactorio para todas las partes.Desgraciadamente, una decisión ajena a nuestra voluntad, también a la de Ciudadanos a nivel local, que nos ha venido dada, ha impedido que ese pacto tripartito de gobierno haya visto la luz en Valdemorillo. Aquí no han existido ni vetos ni se han blanqueado posiciones de nadie. En mi ánimo siempre ha estado la buena fe en la negociación y la férrea intención de sacarlo adelante. Evidentemente, llegado el momento de tomar una decisión, he valorado todos los elementos de juicio a mi alcance y la asumo con responsabilidad.

En esas circunstancias, el acuerdo a dos entre el Partido Popular y Ciudadanos, cuyo contenido está ya a su disposición en las redes sociales de ambas formaciones, arrojará como fruto el gobierno más coherente y con mayor afinidad ideológica, dadas las circunstancias y la aritmética política existente en Valdemorillo. Y esto lo digo también porque jamás hubiera sido capaz de tomar la iniciativa, como concejal electo de la sexta fuerza política en Valdemorillo, de ofrecer a la tercera la alcaldía con el beneplácito de la segunda lista más votada y el apoyo de la séptima, que a su vez no podría formar parte del Gobierno porque quien hubiera estado al frente de ese “cambalache” lo tenía prohibido.

Esto es lo que los mentideros del pueblo han estado aireando en los últimos días, lo que hubiera resultado ser un nuevo gobierno “Frankestein”, como alternativa al gobierno que, afortunadamente, aunque sea en minoría en un primer momento, va a salir adelante y que yo me siento orgulloso de presidir. Y es que en política suele suceder a veces que cuánto más siniestras son las intenciones de algunos personajes, más engolado y más noble suena su lenguaje, también a la hora de proponer un pacto y su contrario casi al mismo tiempo.Por tanto, insisto, el acuerdo alcanzado entre el Partido Popular y Ciudadanos para que yo sea Alcalde y para conformar el gobierno local de Valdemorillo, entiendo que es el más coherente con el designio y el mandato de los votantes en las urnas. Un acuerdo sustentado en veinticinco puntos que responden a un diagnóstico de la realidad de Valdemorillo, en el que confluimos las dos formaciones políticas, y que, además, se puede cumplir y vamos a cumplir. Un acuerdo que, a nuestro entender, da respuesta y ofrece soluciones a las principales demandas sociales existentes en nuestro municipio.

OBJETIVOS DE LA LEGISLATURA

Así las cosas, nos proponemos, como primer gran objetivo de la legislatura, elaborar el proyecto de Presupuestos Generales del Ayuntamiento de Valdemorillo para 2020. El vigente data del año 2017.

A nadie se le escapa que el presupuesto es el principal instrumento de gestión del que dispone un Gobierno para desarrollar sus propuestas programáticas, porque para eso estamos aquí, para hacer política y con ello contribuir a la mejora del bienestar social de todos nosotros.En ese empeño, invito a todos los grupos políticos municipales a un debate constructivo durante la tramitación de dichos presupuestos, particularmente a Vox, aunque ahora puedan sentirse despechados por no haber prosperado el acuerdo tripartito. Lo digo porque con ellos he tenido la oportunidad de analizar más en detalle su propuesta fiscal y nos une el empeño decidido de rebajar los impuestos a todos los vecinos de Valdemorillo. Así, en dicho proyecto de presupuestos vamos a incorporar las rebajas fiscales recogidas en nuestro programa electoral, al que da cobertura el Acuerdo de Gobierno entre el Partido Popular y Ciudadanos en Valdemorillo.

El escritor americano de origen italiano Mario Puzo afirmaba que “Las finanzas son un arma de fuego. La política es saber cuándo apretar el gatillo”. Pues bien, nosotros estamos convencidos que una política fiscal adecuada, también a nivel local, que permita disponer de más recursos en sus bolsillos a todos los vecinos, puede ayudar de forma importante al progreso económico y social de Valdemorillo. Y lo vamos a hacer. En dicho acuerdo de Gobierno también nos comprometemos a promover una solución para los atascos de acceso a la M-600 desde el casco urbano y la recuperación del paso de los autobuses interurbanos por el centro del pueblo.Asimismo, trabajaremos por la eliminación del punto negro de acceso desde la M-853 a la M-600. Vamos a realizar un estudio de transportes, circulación y aparcamiento, y planificaremos la construcción de un carril bici que una las urbanizaciones con el casco urbano y con el polideportivo de la dehesa de “Los Godonales”.

Garantizaremos un servicio continuado de los agentes de la Policía Local y de las BESCAM y promoveremos la implantación de sistemas de videovigilancia del tráfico, controlados a distancia por nuestra policía.

Promoveremos la construcción de nuevas infraestructuras de residuos en el marco de la Estrategia de Residuos de la Comunidad de Madrid 2017-2024.

Además, asumimos el compromiso de promover, desde el comienzo de la legislatura, un nuevo planeamiento urbanístico y aprobaremos una ordenanza de ornato público para embellecer las calles y plazas de nuestro pueblo, en las que construiremos fuentes ornamentales.

Atenderemos como se merecen a las urbanizaciones y promoveremos con determinación, desde el inicio de la legislatura, un Plan Estratégico de Recepción de Urbanizaciones y garantizaremos inversiones en cada una de ellas priorizando sus necesidades.

Impulsaremos la construcción de un nuevo Centro Público de Salud y nos comprometemos a trabajar intensamente en la mejora de la oferta educativa en los ciclos de educación obligatoria. También para hacer llegar la formación profesional a Valdemorillo.

 Por supuesto, atenderemos a nuestros mayores, con los que tenemos una deuda de gratitud, e impulsaremos la construcción de una residencia y la recuperación de la actividad del centro de día.  Además, vamos a hacer de nuestro municipio el mejor lugar para vivir para todas las familias.

Y así hasta veinticinco compromisos, objetivos tangibles, que se pueden cumplir y que no dejan de lado el empleo; el apoyo a los autónomos, empresas y emprendedores locales; a nuestros agricultores y ganaderos, que todavía existen; así como a nuestras asociaciones culturales y el resto del tejido asociativo de Valdemorillo.

Nos ocuparemos de los jóvenes, con un Plan de Ocio Juvenil Saludable, y de los pequeños con la construcción de nuevos parques infantiles, también adaptados para los niños con diversidad funcional.

Reactivaremos la economía en Valdemorillo, particularmente el comercio local, y pondremos a nuestro municipio en el mapa con la aprobación de un Plan Estratégico de Turismo, largamente pospuesto.

Finalmente, para los que quieren manifestar o renovar su adhesión con la defensa de nuestro país, vamos a institucionalizar el día de la “Jura civil de la Bandera de España”.

CIERRE

En conclusión, queridos vecinos de Valdemorillo, miembros de la nueva Corporación municipal, volvemos a tener por delante un reto apasionante en los próximos años de legislatura.  

Nos jugamos subirnos al carro del progreso o continuar paralizados, anclados en el pasado.

Nos jugamos la educación de nuestros hijos, la sanidad de todos, la atención a nuestros mayores y la de los jóvenes.

Nuestro proyecto deben ser las personas, su calidad de vida y sus necesidades, sus oportunidades y sus anhelos. Nuestra mayor ambición, como cargos electos de la Corporación Municipal, deber ser la de servirles. No estamos aquí para otra cosa.

Por ello, como he dicho al comienzo de mi intervención, extiendo mi mano a los grupos políticos para llegar a acuerdos en beneficio de todos y os invito a tener altura miras, pensar en grande y no decepcionar a quien espera de nosotros, los vecinos de Valdemorillo, lo mejor que podamos ofrecerles. Lo están esperando y se lo merecen.

Muchas gracias.

Cerrar menú